IMG_7146Nuestras Escuelas de Carmelitas Misioneras Teresianas, se definen como: Escuela Católica que tiene como misión ofrecer un estilo de educación personalizada. Que se caracteriza por ser humana, social y profundamente cristiana, de acuerdo con las directrices de la Iglesia en el “hoy” y en el marco institucional, donde dimana el espíritu y carisma de nuestro fundador Francisco Palau y Quer, ocd.
Promovemos una escuela abierta a todos, sin distinción de razas, creencias o clases sociales. Atendemos a la diversidad, según las necesidades de los/as educandos/as.
Estimulamos la creatividad y aptitudes de los/as alumnos/as de acuerdo con sus capacidades. Ayudamos a descubrir que la dimensión transcendente de la persona abre horizontes nuevos a la vivencia y a la interpretación de la realidad personal y del mundo.
Cultivamos los valores humanos y cristianos que ayuden al educando/a a desarrollar armónicamente su personalidad.

 

 

 


1. Identidad de los Centros docentes de Carmelitas Misioneras Teresianas Escuela de La Iglesia

Educar a la persona es misión evangelizadora de la Iglesia. De esta misión participa nuestra Congregación.

La Escuela de las Carmelitas Misioneras Teresianas
Ofrece a la sociedad una educación cristiana fundamentada en al amor a Dios y servicio a los prójimos, según el carisma de su Fundador Francisco Palau y Quer.
Cultiva el espíritu de familia y promueve las relaciones interpersonales en un clima de libertad, diálogo y confianza.
Favorece la formación en valores: sociales, éticos y religiosos.

Respuesta a la demanda social
Nuestra escuela, abierta a todos, da respuesta a la demanda social de las familias que optan libremente por la educación cristiana.

Inserta en el medio social
Asume la cultura, costumbres y tradiciones de la sociedad en la que está ubicada.
Favorece la integración de las familias emigradas.

2. Ofrecemos una educación integral – Desde la dimensión humana
Favorecemos el desarrollo integral de la persona: capacidades, actitudes y destrezas.
Educamos a los/as para que hagan opciones libres y responsables y asuman una jerarquía de valores que dé sentido a su vida.

Desde la dimensión social
Orientamos a los/as alumnos/as a que realicen una lectura serena, objetiva y crítica de la realidad social, que posibilite la cooperación y la solidaridad.

Desde la dimensión trascendente
Proponemos a Jesucristo y su mensaje como proyecto de vida, que ilumina el misterio de la persona.
Fomentamos el amor a la Iglesia como misterio de comunión, Dios y los prójimos y proponemos a María como tipo perfecto de la Iglesia y modelo de virtudes cristianas, según la espiritualidad del P. Francisco Palau.
Potenciamos la plena coherencia entre fe, vida y cultura.
Contribuimos a la construcción de la paz, en el marco de la fraternidad universal.

3. Nuestro estilo educativo – Educamos en el dialogo y la colaboración

Ayudamos al educando/a a formar su personalidad según el proyecto de persona que nos ofrece el evangelio.
Fomentamos la participación activa y responsable en el Centro y cuidamos la relación familia-escuela.

Adoptamos una metodología activa, abierta y flexible

Promovemos una educación personalizada que atienda a la diversidad y desarrolle las capacidades de cada educando/a.
Estimulamos el aprendizaje significativo y activo.
Fomentamos la actividad de los alumnos/as a fin de favorecer su autorrealización y socialización.
Cultivamos el desarrollo intelectual y cognoscitivo.

Educamos la creatividad y capacidad de expresión. Ponemos la tecnología al servicio de la educación. Proyectamos la educación más allá de la acción docente.Evaluamos de forma continua nuestra acción educativa.

4. Nuestra forma de participación – Formamos Comunidad Educativa
Cultivamos el clima de familia entre los estamentos que componen la Comunidad Educativa: Entidad Titular, Alumno, Profesores, Padres, Personal de Administración, Servicios y otros colaboradores.

Construimos la Comunidad Educativa mediante la participación
Los rasgos que la caracterizan son: búsqueda del bien común, unidad y coherencia, corresponsabilidad, subsidiaridad y representatividad

Basamos la gestión en la corresponsabilidad
La gestión de la escuela se realiza a través de los diversos órganos de gobierno que se organizan de acuerdo con la legislación vigente y el R.R.I.
El Reglamento de Régimen Interno regula la organización y funcionamiento del Centro y promueve la participación de todos los que forman la Comunidad Educativa.

Conclusión: En la medida en que logremos formar a la persona en plenitud, cristianos comprometidos con la Iglesia y ciudadanos constructores de un mundo más humano y mejor, daremos vida en la Comunidad Educativa al Carácter Propio que representamos.